domingo, 9 de mayo de 2021

PO-36

Toyu l'Agua (PO-36)

El Toyu l’Agua (PO-36) se trata de una cavidad conocida por los pastores de Tordín desde siempre. Utilizada por ellos para guardar al ganado, y para la maduración del queso, aunque según sus propias palabras, la constante y fría corriente de aire que encontramos en la cavidad, maduraba demasiado deprisa los quesos, echándolos a perder. Motivo por el cual quedó en desuso la cavidad para este fin.



Entrada al Toyu l'Agua (PO-36)

La cavidad se trata de una surgencia activa, con un curso de agua casi constante, aunque de escaso caudal. Aunque tras fuertes lluvias -y según los pastores- descarga gran cantidad de agua. Estos creen que el agua que penetra por la Cueva de la Grallera (PO-28) surge por el Toyu de l’Agua (PO-36), aunque por nuestras observaciones, sería más probable, que las aguas que surgen por este último, correspondan a la captadas por los puntos de absorción que encontramos en Tordín, la Cotiñosa y en Trasdeltoyu. Aunque para confirmar esta hipótesis, sería necesario utilizar trazadores.

El Toyu l’Agua, se presenta ante el explorador con una gran entrada de forma casi circular, y con clara morfología freática. Una sala de grandes dimensiones, con techos a gran altura y grandes formaciones, nos ofrece varias posibilidades de continuación. Cabe destacar la gran cantidad de excrementos de ganado acumulado en el suelo de este sector de la cavidad.


Formaciones en el interior del Toyu l'Agua (PO-36)

Si nos dirigimos hacia en dirección Este, la cavidad continua con grandes dimensiones, hasta que en un extremo queda colapsada por grandes bloques. Estos grandes bloques parecen proceder del hundimiento de la bóveda. Este hundimiento parece estar relacionado con el Torco de los Ciegos (PO-35), cavidad muy próxima al Toyu l’Agua. En el otro extremo de este sector, la cavidad paulatinamente, reduce sus dimensiones hasta pasar a ser un estrecho meandro de barro, el cual finaliza en un sumidero impenetrable.


Exploración del Meandro de Barro, el cual finaliza sin posibilidad de continuación. 


Volviendo a la entrada de la cavidad, en dirección Oeste la cavidad de bifurca. En dirección Sur, podemos ascender una rampa de fuerte inclinación, que nos conduce a una nueva bifurcación. En este punto la cavidad presenta grandes y llamativas formaciones. Si continuamos por el camino más evidente a seguir, nos encontraremos con varias posibilidades. Un conducto amplio, y de fuerte inclinación, y con dirección Norte finaliza bruscamente. Si continuamos por este sector, entre formaciones y pasos estrechos, llegaremos a una sala de fuerte inclinación con abundantes formaciones. Superando un expuesto resalte en libre, llegaremos a un meandro fósil, que, con continuo descenso, nos sitúa en un P-10 que desemboca en una de las grandes galerías de la cavidad. 

Volviendo a la galería inicial, y en su extremo final, un conducto con fuerte inclinación, similar y paralelo al anterior descrito, nos permite conectar con la gran galería de entrada, justo antes de iniciarse el estrecho conducto que da continuidad a la cueva.


Zona final del conducto por donde circula el pequeño curso activo que surge de la cavidad, y donde finaliza la misma.

Este conducto, por el que circula el pequeño curso activo que surge por la cavidad, y en el que apreciamos una gélida corriente de aire, es en su inicio de reducidas dimensiones, para al poco ampliar su tamaño. En este punto encontramos los restos de las queseras, en las que los pastores intentaron madurar sus quesos sin éxito. Siguiendo una clara directriz noroeste, el conducto, y sin apenas variar sus dimensiones -tan solo en algún punto donde las dimensiones se reducen hasta formar alguna gatera- nos conduce a una sala de mayor amplitud, y donde las acentuadas formas de erosión son la nota a destacar. Aquí, en un meandro inundado y sin posibilidad de continuación termina el Toyu l’Agua. 


Contraluz en la boca del Toyu l'Agua (PO-36)

Tan solo en un estrecho meandro colgado a unos 5 m, cabría la posibilidad de encontrar una continuidad. Cabe destacar que el nivel freático que marca el meandro inundado del Toyu l’Agua, coincide casi en cota, con el nivel del pozo inundado de la Torca de Trasdeltoyu (PO-40 y PO-41), poniendo de manifiesto una clara relación entre las dos cavidades y su localización.

El Toyu l’Agua ofrece unos resultados de +31 m de desnivel, y 361 m de desarrollo horizontal. Exploración finalizada.



Topografia del Toyu l'Agua (PO-36)





No hay comentarios:

Publicar un comentario